¿A qué edad salen las muelas del juicio?

clinicapozaSalud bucodental

muelas juicio

Las muelas del juicio suelen provocar molestias diversas al salir y no siempre está claro cuándo salen. Te contamos en las siguientes líneas toda la información que necesitas saber al respecto.

¿Qué son las muelas del juicio?

Se denominan así a las últimas muelas de la arcada dental que reciben el nombre de terceros molares. Son imprescindibles para que puedas masticar mejor y forman parte indispensable de tu dentadura.

¿Cuándo salen?

Lo habitual es que salgan entre los 18 y los 26 años. En ocasiones, su erupción es imposible debido a la falta de espacio, lo que provoca las clásicas molestias. Si hay espacio suficiente, y con una higiene dental correcta desde la infancia, las molestias son imperceptibles y no suele haber problemas. Contacta con nuestro equipo de profesionales, en nuestra clínica dental en Bilbao podemos ayudarte.

¿Cuáles son las complicaciones más habituales?

La falta de espacio puede provocar distintos problemas que terminen por convertir el proceso en algo poco agradable. Lo más habitual en estos casos es que:

– Las muelas no crezcan en línea recta, provocando errores en la masticación. También puede dar origen a aperturas en la encía, en las que puede acumularse la suciedad y provocar caries. Lo habitual es apostar por la extracción y por suturar la herida.

– Las muelas no terminan de salir y se convierten en quistes duros en la encía que hay que extirpar.

– Las muelas terminan por romper la alineación natural de tu dentadura. Se supervisa la posición de la dentadura para decidir si es necesaria la corrección con ortodoncia.

– Se producen alteraciones nerviosas que pueden terminar por provocar hiperestesia en la piel, tics, espasmos, aumento de la secreción de saliva, eritemas y alteraciones en la visión, entre otros síntomas.

¿Cuál es el mejor tratamiento en caso de complicación?

Lo habitual es mantener una actitud previsora de control continuado a base de radiografías y exploraciones visuales. La exodoncia o extracción se ha de afrontar exclusivamente si va a ser beneficiosa para el paciente o si se han observado síntomas de infección. Sin embargo, también hay otras alternativas que podrían serte de gran utilidad.

– El trasplante de una muela del juicio al hueco dejado por otro molar. Si te han extraído alguna muela con anterioridad, este cambio te permitirá masticar con mayor eficacia.

– La cauterización para prevenir los síntomas de la infección. Se suele usar una sustancia cáustica que desinfecta y tiene un poder analgésico muy interesante.

– La eliminación del capuchón mucoso que se forma durante la erupción de la muela.

– La extracción de los cordales en caso de lesión periodontal, pericoronaritis, lesión quística, tumores, alteraciones de la alineación dental o caries distales en las muelas más cercanas.

Para todos los casos anteriores, lo más recomendable es ir a tu dentista para que revise tus muelas del juicio y así poder realizar el diagnóstico correspondiente. Confía en nuestra clínica dental en Bilbao para ir controlando el correcto crecimiento de tus muelas. Solo así podrás solucionar el problema que tengas en el menor tiempo posible. Mientras lo haces, no olvides cuidar al máximo tu higiene dental para proteger tus nuevos molares.