Si presentas estos síntomas, quizás necesites una endodoncia

clinicapozaendodoncia, Salud bucodental

endodoncia

La salud bucodental afecta a nuestro cuerpo y nuestra boca. Por ello es importante y necesario hacer revisiones periódicas con el dentista, llevar una buena higiene y estar pendientes de los posibles dolores que surjan.

Una de las dolencias más comunes en la dentadura son las caries, éstas pueden causar dolor e infecciones y, dependiendo del grado en el que estén, necesitaremos realizar una endodoncia.

¿Qué es una endodoncia?

En este blog hemos analizado este tema ya varias veces, pero insistimos en tratar los diferentes aspectos, porque uno de nuestros objetivos es la conservación de las piezas dentales.

Este procedimiento se realiza cuando hay que salvar un diente porque tiene el nervio infectado. Primero se limpia el nervio afectado, que ha podido ser por una caries o por un traumatismo en el diente. Se extrae la parte del diente que se ha visto perjudicada y se rellena el hueco que deja.

De esta manera el diente recupera todas sus funciones y su comportamiento normal. A pesar de ser un tratamiento bastante habitual sin demasiadas complicaciones, es mejor evitarlo. Para ello se requiere de una buena higiene dental y del cuidad periódico de las encías.

Pero, si crees que puedes necesitarlo, debes preguntarte ¿qué síntomas te pueden advertir que necesitas una endodoncia?

endodoncia

Cuándo se necesita una endodoncia

La mejor forma para estar seguro de si necesitas o no una endodoncia es acudir a nuestra clínica dental, aunque hay ciertos síntomas dentales que pueden hacerte sospecharlo.

  • El principal síntoma es un dolor agudo que se incrementa cuando te agachas. Además, este dolor se calma con el frío y te duele más cuando aplicas calor en la zona. Se expande y te puede doler al comer alimentos, además de provocarte hinchazón en la parte dolorida.
  • Otro síntoma es la necrosis dental. Cuando un diente se oscurece, significa que necesitas una endodoncia.
  • Si además tienes una especie de granito blanco en la encía, conocido como fístula purulenta, deberás acudir al dentista para que te realice el tratamiento.

Si tienes alguno de estos síntomas es posible que necesites una endodoncia, proceso que si no se realiza correctamente y a tiempo puede generar más problemas en el futuro. En caso de que el tratamiento salve el diente y quede limpia la cavidad tratada no habrá problemas, pero si no se realiza a tiempo y las encías se ven afectadas puede derivar en una periodontitis.

La periodontitis

Esta enfermedad provoca la pérdida de los dientes y es la principal causa de desprendimiento en adultos, aunque también puede afectar en la adolescencia.

Si no se elimina correctamente el tejido afectado en la endodoncia las bacterias afectarán a la zona de la encía. Por suerte, esto se puede arreglar realizando una periodoncia. Esta solución siempre la realizará un experto, en este caso, un periodoncista.

En las primeras fases de la enfermedad se limará la parte baja del diente para retirar las bacterias y así evitar la expansión y el contagio a otras zonas de la boca. Sin embargo, si tienes más dientes afectados o la enfermedad ha avanzado más te deberás someter a una cirugía periodontal.

Tras este tratamiento y, de forma regular aunque no lo necesites, debes acudir al nuestra clínica para evaluar tu salud bucodental y llevar una higiene bucal diaria y rigurosa. De esta forma evitarás problemas mayores.