Seis normas básicas para cuidar de tus encías

clinicapozaSalud bucodental

normas básicas para cuidar las encías

Las encías son una parte fundamental para nuestra salud bucodental. Se encargan de sostener los dientes y es preciso que se mantengan sanas en todo momento. En caso de que esto no suceda, podremos sufrir una gingivitis y, si esta se mantiene, incluso llegar a una periodontitis. La periodoncia es la rama de la odontología encargada de tratar estas enfermedades de encías (retracción, infección, sangrado…).

Los mejores consejos para mantener las encías sanas

Para no llegar a este punto, te contamos seis sencillos consejos que puedes aplicar día a día y que harán que tus encías se mantengan fuertes.

1. Cuida tu alimentación

Los alimentos ricos en azúcares añadidos suelen provocar caries y esto hace que las encías se inflamen. La mantequilla o los alimentos procesados como la bollería industrial también resultan dañinos. Sin embargo, hay ciertos alimentos que ayudan al cuidado de tus encías. Entre ellos, destacamos el regaliz puro, el jengibre, la manzana, las verduras de hoja verde, la cebolla o los lácteos. Estos alimentos ejercitan las encías, además de actuar como inhibidores de las bacterias presentes en la boca.

2. Lleva una higiene bucodental adecuada

La limpieza de las encías es la gran olvidada y resulta fundamental. Los restos de comida que se quedan entre los dientes y las encías, por lo que pueden provocar la infección e inflamación de las mismas. Otro de los errores que cometen los pacientes es no lavarse las encías una vez que están infectadas. Nada más lejos de lo recomendado: cuando las encías están inflamadas y sangran, es necesario incidir en el cepillado. En lo que respecta al cepillado normal, ha de realizarse con cerdas suaves, mínimo tres veces al día tras las comidas y con un ángulo de 45 grados.

3. Utiliza hilo dental, cepillos interdentales y enjuague

Estos tres factores son fundamentales para lograr una higiene más exhaustiva y evitar así infecciones derivadas de la suciedad y las bacterias. Además, es importante que el enjuague utilizado contenga flúor, un mineral que protege el esmalte de los dientes.

normas básicas para cuidar las encías

4. Evita las bebidas ácidas

Estas bebidas pueden aumentar la sensibilidad de las encías, especialmente si se consumen frías. Es mejor no ingerirlas o, si se hace, utilizar una pajita para evitar que entre en contacto con dientes y encías.

5. Elimina el alcohol y el tabaco

Ambos factores aumentan las posibilidades de infección e inflamación de tus encías. Los consumidores de alcohol y tabaco son más propensos a sufrir patologías derivadas de las encías, como la periodontitis.

6. Acude a tu médico especialista para revisión

Como mínimo una vez al año, es conveniente acudir a un odontólogo que determine la salud de nuestra boca y que sea capaz de efectuar una detección precoz de la gingivitis. Así, se conseguirá realizar un tratamiento y esta no desencadenará en periodontitis.

En definitiva, el cuidado de las encías es primordial para disfrutar de una boca sana y una sonrisa radiante. Estos sencillos consejos que todos podemos llevar a cabo son la clave fundamental para preservar nuestra salud bucodental.