¿Qué es el sarro?

clinicapozaSalud bucodental

Sarro

Uno de los problemas bucodentales más extendidos en la población es la aparición de sarro. ¿Sabes a qué se debe esto? ¿Quieres aprender a prevenirlo? En este artículo te contamos todo lo que debes saber sobre el sarro.

¿Qué es el sarro?

El sarro (también denominado cálculo tártaro dental) es placa bacteriana endurecida sobre el diente. La placa bacteriana es una película transparente que se forma en las piezas dentales a la que se adhieren las bacterias de la boca. Estas proceden fundamentalmente de los alimentos y bebidas que ingieres, así como de tu propia saliva.

El sarro se localiza principalmente en los bordes de las encías (supragingival) o bajo ellas (subgingival). El sarro supragingival se encuentra sobre todo en la cara interna de los incisivos, los dientes inferiores y los molares superiores. Esto ocurre porque son las zonas en las que hay una mayor concentración de saliva.

Como resultado se obtiene una apariencia desagradable en el diente, cuya coloración acaba adoptando un tono amarillento. Además, al ser poroso absorbe más fácilmente las manchas provocadas por el tabaco o el café. Pero su gravedad real se debe a que puede provocar problemas en tu boca más graves, como caries enfermedades periodontales (aquellas que afectan a encía y hueso).

¿Por qué aparece?

Aunque el motivo principal por el que se forma sarro en la boca sea una mala higiene, no es el único que puede propiciar su aparición. Otras razones que explican su presencia son:

  • Una mordida inadecuada
  • La mala posición de las piezas dentales
  • Algunos alimentos con pH alto
Sarro

Claves para prevenir su aparición

Como ocurre con la inmensa mayoría de problemas bucodentales, el sarro puede prevenirse simplemente llevando una buena higiene. Es fundamental que tras cada una de tus comidas emplees el cepillo para evitar que se acumulen restos de alimentos. Tampoco te olvides del hilo dental o los cepillos interproximales, básicos para sanear aquellos sitios a los que el cepillado no llega. Finaliza tu rutina con un enjuague bucal y asegúrate así una protección completa.

En el caso de que el sarro ya esté plenamente instalado en tu dentadura, lo mejor será que acudas a tu dentista para que este lo elimine con un aparato de ultrasonido específico. Funciona contra el sarro supragingival: utilizando la vibración y el agua, consigue debilitar el sarro hasta que acaba por desprenderse del diente. Con el sarro de tipo subgingival es algo más complicado, pues se encuentra clasificado como una patología periodontal. Por ello debe ser el periodoncista quien estudie tu caso y te aconseje sobre cuál sería el mejor tratamiento. El más habitual consiste en hacer un raspado de la superficie radicular con unos finos instrumentos.

En definitiva, ahora que conoces lo que es el sarro y cómo puedes prevenirlo, no tienes excusa para no mantenerlo a raya. Y si crees que es un problema que ya te afecta, no dudes en acudir a la clínica dental Poza 23 para empezar con el tratamiento oportuno antes de padecer enfermedades periodontales más graves.