¿Por qué hay pérdida ósea dental con la edad?

clinicapozaPeriodoncia, Salud bucodental

pérdida ósea dental

La pérdida ósea es un proceso natural del ser humano asociado al envejecimiento. Afecta a estructuras grandes del esqueleto, como los huesos de las piernas, pero también a las más pequeñas. Entre ellas, destacamos los maxilares, que también tienen composición ósea. A continuación, te informamos acerca de este proceso de deterioro progresivo del hueso dental vinculado a la edad. Toma nota.

¿Por qué se produce pérdida de hueso dental con la edad?

Como te hemos avanzado, los huesos son estructuras vivas y los de los dientes no suponen unas excepciones. Por consiguiente, has de tener en cuenta que se encuentran en unos constantes procesos de remodelación. Se trata de unos cambios que, por producirse con una gran lentitud, no somos capaces de percibir con facilidad. Pero, a grandes rasgos, ¿en qué consisten estas modificaciones que afectan a los huesos dentales? Básicamente, a que reabsorber tejido óseo viejo y crear hueso nuevo son procesos habituales de nuestros organismos.

Pero, ¿por qué puedes empezar a perder hueso dental cuando llegas a la madurez? Sobre todo, debido a que el envejecimiento, que afecta de forma común y natural, aunque con distintos ritmos e intensidades, a todas las personas, implica que no se produzca la regeneración ósea con la misma eficacia que cuando somos jóvenes.

En términos técnicos, podemos definir como atrofia este síntoma fisiológico. Por otro lado, vale la pena aprender a distinguir cuándo y cómo se produce este inconveniente.

pérdida ósea dental

¿Cómo detectar la pérdida de hueso dental?

Si notas que existen movimientos entre tus dientes, puede que sea este problema el que esté detrás de ellos. Otros síntomas pueden ser el surgimiento de triángulos negros entre las piezas, el incremento de la sensibilidad o la impresión de que los dientes se ven más largos de lo que deberían ser. Estos tres indicios, por otra parte, aparecen previamente a la movilidad dental. Si tienes dudas acerca de si estos síntomas están realmente relacionados con las pérdidas de hueso maxilar, acude a nuestro dentista de confianza y él te asesorará al respecto.

Deterioro del hueso dental por atrofia o por otras causas

En la línea de consultar a nuestro odontólogo, este especialista está capacitado para diferenciar entre unos maxilares en recesión por los rigores propios del envejecimiento y los que se encuentran en este estado debido a enfermedades orales (en especial a las periodontitis, que destacará por las molestias previas en las encías) o sistémicas (como la osteoporosis, cuya degeneración de los huesos va asociada a las carencias de calcio).

Un problema que agrava estas pérdidas: las caídas de dientes

Efectivamente, puesto que, para que la regeneración natural de los huesos maxilares se produzca en condiciones, es preciso que la masticación frecuente suponga un estímulo. Si la raíz de la pieza dental desaparece, no se cumplirá esta función. El hueso, por lo tanto, desaparecerá. Primero a lo ancho y luego a lo alto. Por consiguiente, conviene que combatas el edentulismo mediante implantes.

En definitiva, la pérdida ósea en los dientes relativa a la edad es inevitable, pero, como has comprobado, puedes poner remedios contra ella.