Periodontitis: Infección de encías, enfermedad periodontal


periodoncia

La Enfermedad Periodontal es un grupo de entidades patológicas que afectan a los tejidos que rodean a los dientes y que hoy en día sabemos que tienen una etiología infecciosa. Son enfermedades muy comunes y así las padecerán el 95% de las personas en algún momento de su vida.

La Enfermedad Periodontal la podemos dividir en gingivitis, cuando la infección afecta solo a la encía, y periodontitis, cuando además de la encía están afectados los tejidos de soporte de los dientes (hueso alveolar, ligamento periodontal y cemento radicular).

La etiología (causa) de la enfermedad periodontal se encuentra en la acumulación de gérmenes que todas la personas tenemos en la unión de la encía con el diente. Siempre que dejemos que se acumulen bacterias durante suficiente tiempo desarrollaremos una gingivitis. Para que se desarrolle una periodontitis hace falta que además de haber gérmenes el paciente presente una susceptibilidad (predisposición) a desarrollar la enfermedad.

Síntomas de enfermedad periodontal

El sangrado de las encías, principal síntoma de enfermedad periodontal.


Los síntomas mas frecuentes de la gingivitis son:sangrado al cepillarse los dientes, al comer o espontáneamente, enrojecimiento de las encías, inflamación o aumento de su tamaño. Si el paciente desarrolla una periodontitis a estos síntomas se le añaden: recesión gingival, lo que hace que se vean las raíces de los dientes, pérdida de la forma normal de las encías, aparición de espacios entre los dientes, movilidad de los mismos, cambios en su posición, sensibilidad al frío y al calor y a raras veces dolor al masticar, pudiéndose en estados avanzados aparecer infecciones repetidas y pérdidas espontáneas de dientes.

Sin embargo, la ausencia de estos síntomas de la enfermedad periodontal no descarta que la padezcamos, pues en algunos casos la misma discurre totalmente asintomática, sobre todo en algunas formas agresivas de la misma y en fumadores, de ahí la importancia que un profesional cualificado valore el estado periodontal de las personas.

La periodontitis es una enfermedad de evolución crónica, que presenta episodios de agudización de duración e intensidad no predecibles. Es conveniente hacer un diagnóstico precoz para así tratarla en los estadios iniciales, lo que hace que el tratamiento sea mas sencillo.

Asimismo, hablamos de las Enfermedades Periodontales como un conjunto de entidades infecciosas no todas con igual agresividad, de tal manera que su clasificación y el diagnóstico precoz es relevante para establecer un plan de tratamiento de acuerdo a las necesidades individuales de los pacientes.

Diagnóstico

Diagnóstico de los diferentes tipos de enfermedad periodontal.


Para detectar los diferentes tipos de enfermedad periodontal del paciente, realizaremos una exploración completa que nos permitirá confeccionar un periodontograma. Podemos definir éste como, un registro o mapa del estado de las encías de nuestros pacientes, y de los cambios que se producen cuando algunos de los tipos de enfermedad periodontal han actuado.

Además realizaremos una serie radiográfica completa para valorar los cambios óseos ocurridos y la pérdida de inserción en torno a los dientes. También nos permite valorar la presencia de otras patologías dentales.

Con estos dos elementos, el periodontograma y la serie radiográfica, estableceremos un pronóstico general de la boca e individual de cada diente, determinando el tipo de enfermedad periodontal que padece y elaborando un plan de tratamiento que presentaremos al paciente.

Tratamiento periodontal

Con un buen tratamiento periodontal, alargarás la vida de tus dientes.


El tratamiento periodontal es muy eficaz, y la mayoría de los estudios a largo plazo han demostrado que, con un tratamiento periodontal correcto realizado por un equipo profesional cualificado, podemos mantener la mayoría de los dientes (90-95%), en la mayoría de los pacientes, por el resto de su vida.

El tratamiento periodontal tiene dos fases: la fase activa del tratamiento o fase relacionada con la causa, y la prevención de la recurrencia de la enfermedad.

La fase activa del tratamiento periodontal la podemos dividir en tres partes:

En la que se explica al paciente la causa bacteriana de la enfermedad, la importancia de la eliminación periódica de estas para evitar la recolonización de las superficies dentarias y las técnicas mas eficaces para conseguirlo, es decir, lo que se denomina control de la placa bacteriana

Paciente con una periodontitis avanzada en el momento de su diagnóstico (1993) y 17 años después. Obsérvese la salud conseguida y su estabilidad, lo que nos ha llevado a no perder ningún diente despues del tratamiento periodontal, a pesar de lo avanzada que era la enfermedad en el momento de su diagnóstico.

Pulse en las imágenes para ampliar.

Prevención

Una higiene oral diaria, la mejor prevención.


La prevención forma parte del tratamiento de la enfermedad periodontal y tendrá dos ámbitos de actuación: las medidas de higiene oral diarias que el paciente debe hacer de forma correcta, para lo que será previamente instruido en las técnicas más eficaces para su caso, y las citas de mantenimiento periodontal periódicas en la consulta.

Estas citas se instauran una vez conseguida la salud periodontal del paciente mediante la fase activa del tratamiento y en ellas:

  • Actualizamos la historia médica para descartar enfermedades generales nuevas que puedan repercutir en la salud gingival o el tipo de tratamiento.
  • Evaluaremos el control de la placa bacteriana que el paciente consigue mediante su higiene oral.
  • Chequearemos la salud gingival mediante la comparación con los periodontogramas previos.
  • Eliminamos las bacterias (biofilm) que, a pesar de los cuidados diarios, el paciente no ha sido capaces de eliminar.
  • Puliremos las superficies dentarias.
  • Aplicaremos flúor de manera local.
  • Por último estableceremos la siguiente cita de acuerdo con el paciente.

La periodicidad es vital en el tratamiento de la enfermedad periodontal, ya que estas citas se determinan fundamentalmente por el nivel de placa que el paciente consigue diariamente, aunque hay otros factores a tener en cuenta como el tipo de periodontitis que presenta, la perdida de inserción en el momento del diagnóstico, el tipo de rehabilitación que tiene el paciente o la presencia de factores de riesgo en las periodontitis como el hábito de fumar o la presencia de ciertas enfermedades generales como la diabetes.

Es muy importante resaltar la importancia de esta segunda fase del tratamiento. Si bien hemos dicho que el tratamiento de la enfermedad periodontal, según los estudios científicos, es altamente eficaz, estos mismo estudios nos demuestran que si el paciente no colabora mediante la realización de una correcta higiene oral o no acude a las citas de mantenimiento, el tratamiento activo de la enfermedad periodontal no es suficiente para controlarla.