Qué es la periimplantitis y cuándo se produce

clinicapozaendodoncia, Salud bucodental

periimplantitis

Gracias a los implantes dentales, recuperas tu sonrisa, evitas que se puedan desprender otras piezas y recobras la movilidad de la mandíbula. Por estos motivos, se dice que los implantes tienen un gran índice de éxito. Sin embargo, en algunas ocasiones, se puede producir un rechazo del implante o una periimplantitis.

¿Qué es la periimplantitis?

Es un proceso que implica una inflamación y afecta a aquellos tejidos que rodean al implante dental y provocan la pérdida del soporte óseo en el que se había integrado previamente.

Cuando este proceso inflamatorio afecta de forma exclusiva a los tejidos blandos, es decir, a las encías, se denomina mucositis periimplantaria. Si no se llega a tratar a tiempo, puede derivar en una periimplantitis.

La periodoncia se basa en 5 factores, para su diagnóstico:

  • Enrojecimiento de la mucosa que rodea al implante.
  • Movilidad del implante.
  • Sangrado o superación del sondaje, para colocar el implante.
  • Dolor asociado a la percusión.
  • Observar mediante una radiografía que se ha producido la pérdida en el hueso de soporte.

¿Cuáles son las causas principales de esta periodoncia?

La causa principal de la periodoncia es la acumulación de placa bacteriana en los espacios interdentales y las encías. Si se lleva un implante, la flora bacteriana puede instalarse en la superficie del implante; pero, en una pieza dental normal, puede provocar una periodontitis o caries.

Otro de los causantes es una sobrecarga oclusal. Aquellos pacientes que ya tienen estrés añaden el origen biomecánico, derivado de la masticación.

Por último, otra de las causas habituales por las que se produce este problema se debe a que el implante no está bien colocado. Por ello, debes confiar en nuestros mejores expertos maxilofaciales en este campo.

Factores de riesgo

Existen factores de riesgo que pueden facilitar la aparición de esta enfermedad. Entre ellos, destacamos haber tenido algún tipo de enfermedad periodontal previa, ser fumador, no tener una buena higiene oral o que la calidad del hueso de soporte de las piezas dentales no sea buena.

periimplantitis

Tratamiento

Para evitar una periimplantitis, es de vital importancia tener una higiene bucodental excelente; sobre todo, en los espacios interdentales y las zonas donde se encuentren los implantes, además de mantener un estilo de vida saludable.

El mayor problema al que te puedes enfrentar con esta enfermedad es la pérdida del implante. Hasta hace algún tiempo, la forma de tratarla pasaba por retirar el implante. Pero, gracias a los avances, hoy en día, existen varias alternativas terapéuticas basadas en el raspado subgingival.

Esta técnica consiste en separar el tejido gingival, para que, de este modo, desaparezca la inflamación y se restaure el tejido. Para obtener un mejor resultado, suele combinarse con antibióticos.

El procedimiento va a depender del estado de la patología de cada persona y de sus necesidades, pero suele ser el siguiente:

  • Reducir la inflamación.
  • Eliminar la placa bacteriana que se ha acumulado en la superficie del implante.
  • Tratar los posibles defectos óseos mediante un curetaje de las lesiones y sustituyendo el hueso dañado, para evitar que la enfermedad siga avanzando.