Mi hijo se muerde las uñas, ¿puede afectarle a sus dientes?

clinicapozaSalud bucodental

morderse las uñas

Uno de los peores hábitos para la salud de los niños es el hecho de morderse las uñas. Si tu hijo/a sufre onicofagia, posiblemente te preguntarás si esto afecta a la salud bucal infantil. La respuesta es que, desafortunadamente, muchos estudios en odontopediatría han concluido que afecta en gran medida a los dientes y a la salud bucal.

Conoce algunas consecuencias de la onicofagia en niños:

Si mi hijo se muerde las uñas, ¿en qué afecta esto a su salud bucal?

Morderse las uñas es uno de los malos hábitos que pueden comenzar en la infancia y extenderse hasta la edad adulta. Entre las consecuencias negativas que puede tener en la salud, una de las más evidentes es el daño que produce en dientes y boca.

El hecho de morderse las uñas de forma constante, produce un evidente deterioro de la pieza dental, especialmente en la parte frontal. Y además, la fuerza ejercida podría incluso astillar o provocar rotura. Esto también es extensivo al hábito de morder lápices, bolígrafos o cualquier otro objeto.

Además, en el caso de que tu hijo/a use ortodoncia (brackets), se puede producir un mayor riesgo de pérdida de la pieza dental o reducción de la raíz, ya que la ortodoncia ejerce presión sobre el diente, sumando a ello la presión de morderse las uñas.

Por otro lado, se ha demostrado ampliamente que los/as niños/as que se muerden las uñas son también más propensos a padecer bruxismo o rechinar de dientes, especialmente por la noche. Esto también produce deterioro dental y problemas futuros. De hecho, ambos hábitos pueden tener su causa en el estrés y el nerviosismo.

Y por último, pero no menos importante, hay que mencionar que el hábito de morderse las uñas provoca halitosis. Esto no solo es perjudicial para la salud bucal, ya que la halitosis se produce por un aumento de las bacterias, que entran en la boca al morder las uñas, un nido de suciedad. De este modo, la boca es solo la puerta de entrada de posibles bacterias como la E. Coli, que puede causar diarreas y problemas intestinales.

endodoncia

¿Cómo ayudarle a eliminar este hábito?

En primer lugar, se ha de intentar conocer la causa que origina este mal hábito, que puede ser un acontecimiento estresante o surgir en momentos de nerviosismo o timidez.

Tras ello, se pueden llevar a cabo acciones de prevención dental infantil para que el niño abandone el hábito. Para garantizar el éxito, hazle partícipe del plan. La comunicación es muy importante, y ten en cuenta que el gesto de morderse las uñas es algo inconsciente.

Un método efectivo es ponerte de acuerdo con él para que le recuerdes con un gesto que se está mordiendo las uñas, sin castigarle. Además, en algunos casos tratamientos como protectores dentales pueden ayudar a corregir esta mala costumbre.