Desterramos unos cuantos falsos mitos sobre las prótesis dentales

clinicapozaSalud bucodental

prótesis dental

Las prótesis dentales, al igual que los implantes, son las soluciones de restauración más útiles por las que pueden optar quienes han perdido algunas piezas de sus dentaduras. Se trata de alternativas que aportan funcionalidad y estética dental. Y es que, si pierdes dientes, se verán afectadas tanto tu salud bucodental como la naturalidad de tu sonrisa. Por consiguiente, es normal que no dejemos pasar el tiempo a la hora de resolver estos inconvenientes. En este sentido, las citadas prótesis se han convertido en las opciones más populares para cubrir estas deficiencias en la dentadura. Sin embargo, numerosos pacientes aún tienen ciertas dudas sobre ellas. A continuación, las repasamos contigo.

5 mitos sobre las prótesis dentales que no son ciertos

Todos los mitos suelen tener una parte de su contenido con alguna conexión con la realidad. No obstante, la versión que nos ha llegado sobre ellos dista bastante de resultar creíble. En general, suele haberse construido a partir de algún detalle que no es totalmente representativo del referente al que se remite. Con las prótesis dentales sucede algo similar. Se han popularizado afirmaciones sobre ellas que vamos a desmentir con razones.

1. Solo las personas mayores pueden llevarlas

Es cierto que los ancianos son las personas que más las usan. Resulta normal, dado que, al vivir más tiempo, se han producido más posibilidades de deterioro de sus piezas dentales (por falta de higiene o golpes). Sin embargo, ya sabes que los dientes pueden caerse a todas las edades. Por lo tanto, las prótesis pueden ser utilizadas desde que ha concluido el proceso de formación de los huesos, a partir de los 18 años.

2. No podrás comer ni hablar con normalidad

Es una afirmación totalmente falsa. Simplemente, tendrás que acostumbrarte durante los primeros días a hacer estas acciones de un modo diferente. Pero no tendrás que dejar de comer ningún alimento. Al principio, puede que tengas alguna dificultad para pronunciar las palabras más complejas. Pero, conforme te hagas a la dentadura postiza, volverás, en este sentido, a una normalidad casi absoluta.

prótesis dental

 

3. Tu hueso mandibular ha de ser grande

Cuando no existían los avanzados sistemas de impresión que se utilizan en la odontología moderna, resultaba importante que la altura y anchura del hueso maxilar fueran suficientes para implantar las prótesis. En la actualidad se realizan, en lugar de emplear un molde común para todos, impresiones a la medida de la mandíbula del paciente. De este modo, recibirá un producto totalmente personalizado y la estética de su boca no cambiará con su colocación.

4. Creará rechazo y enfermedades

Puedes descartar estas amenazas. El titanio de un implante es un material biocompatible. No sufrirás alergias ni daños en tu sistema inmune. Solo puede suceder que no se produzca una osteointegración apropiada entre la superficie del implante y el hueso, lo cual podría solucionarse.

5. Su duración es eterna

Su durabilidad se prolonga largo tiempo, pero, para lograrla, debes cuidar las prótesis mediante la higiene dental. Además, evitarás las inflamaciones y mucositis.

En definitiva, información para hacer un buen uso de las prótesis. Si tienes dudas, consulta a nuestro equipo de dentistas.