Tres elementos para asegurar una excelente higiene bucodental

clinicapozaSalud bucodental

Higiene bucodental

La higiene bucodental es la mejor medida preventiva para protegerte frente a todo tipo de dolencias. Sin embargo, ¿sabes cómo puedes mejorarla y aumentar su eficacia con facilidad?

Tres elementos imprescindibles para mantener tu salud dental

El siguiente trío de elementos te permitirá disfrutar de una salud dental envidiable con el mínimo esfuerzo.

Tu cepillo de dientes

Aunque te parezca una obviedad, no lo es si te paras a pensar en el estado del que usas a diario. ¿Recuerdas cuándo lo compraste? ¿Mantienen sus cerdas tu estado original? ¿Lo cambias cada tres meses? Si has respondido de forma negativa a estas preguntas, podrías tener un problema.

No olvides que también has de renovar tu cepillo tras haber sufrido una enfermedad de las vías respiratorias. Enjuágalo con agua, sécalo sacudiendolo ligeramente y cúbrelo siempre con un capuchón. Puedes conservarlo en un vaso junto al lavabo y nunca en el interior de un mueble.

Higiene bucodental

La pasta de dientes y el colutorio

La pasta más saludable no debe escogerse ni por la fama de su marca, ni por su sabor. Elige una que tenga entre sus ingredientes el cloruro de cetilpiridineo, una sustancia que ha demostrado su capacidad para eliminar la placa dental casi en su totalidad.

En cuanto al colutorio, también es habitual pensar que las marcas más conocidas son más eficaces. Incluso hay una idea, falsa y perjudicial, que asegura que el más recomendable debe picar o escocer durante su uso para que limpie mejor los restos.

Si tienes esta sensación suele ser porque el que has elegido lleva alcohol. Esta sustancia es muy agresiva con tus encías y con el esmalte dental por lo que puedes afrontar problema de gingivitis y similares. Compra solo colutorios sin alcohol para proteger mejor tu boca.

La limpieza interdental

Puede llevarse a cabo usando un hilo dental, un cepillo interdental o un irrigador y es indispensable. Los restos de comida que se quedan entre tus dientes pueden provocar halitosis, caries interdental, inflamación de tus encías (gingivitis) y periodoncia

Recuerda completar el cepillado y el uso del colutorio con el repaso exhaustivo, y cuidadoso, del espacio interdental. Solo así lograrás mantener tu boca totalmente limpia y sin atisbo alguno de posible complicación.

Mención aparte nos merece tu lengua. Usa un raspador de detrás hacia delante para eliminar todas las partículas acumuladas tras haber comido. Así, disfrutarás de una limpieza de tu boca mucho más completa.

Igualmente, es siempre recomendable que acudas a la consulta de tu odontólogo al menos una vez al año para que te haga una limpieza. No es aconsejable caer en el error de pensar que no es necesaria esta última medida. Los dientes los usas a diario para comer y los expones continuamente a todo tipo de restos de comida.

Solo su correcta eliminación te evitará problemas en tu salud dental. Aplica los elementos arriba indicados para mejorar tu higiene bucodental. No tardarás en notar un mejor sabor de boca y en prevenir alteraciones que podrían alterar la estabilidad de tu dentadura de forma casi definitiva.