Enfermedades bucales: Paladar inflamado

clinicapozaSalud bucodental

Lo más habitual es que a la hora de pensar en la salud bucodental, solo te fijes en los dientes y las encías. Sin embargo, hay otra parte de la cavidad oral que también requiere de unos cuidados, y es el paladar. También se conoce como «cielo de la boca«, una zona que necesita estar bien limpia y pasar por revisiones periódicas para que no se inflame.

El paladar inflamado, ¿por qué?

Puede que alguna vez sientas que tienes el paladar inflamado, lo cual se debe a varias causas, aunque la mayoría se solucionan con tratamientos mínimos.

Aftas bucales

Las aftas bucales, más conocidas como llagas en la boca, son lesiones que surgen a causa de infecciones bacterianas poco molestas. Aunque debes saber que, en ocasiones, este tipo de heridas suelen provocar mucha incomodidad. Si notas que tienes algún bulto de color blanquecino en el paladar, no debes manipularlo, más bien acude a la consulta del dentista.

Algunos de los motivos para que surjan estas llagas son problemas alimenticios, mala higiene bucodental o trastornos del sistema inmunológico. A su vez, también pueden surgir por rozarte con algún objeto con punta o por ingerir algún alimento demasiado caliente.

Leucoplasia

La leucoplasia aparece como parches blancos y espesos, y eso hace que a veces se confundan con llagas. Lo más habitual es que surja en personas adictas al tabaco, ya sea humedecido, fumado o masticado. Este tipo de lesión conlleva un riesgo de desarrollo futuro de cáncer oral, normalmente benigno, por eso es imprescindible que acudas a la consulta odontológica lo antes posible.

Irritaciones

Las irritaciones provocan que, a la hora de comer o hablar, te sientas bastante incómodo. Debes saber que pueden ser causadas por alimentos demasiado duros, picantes o muy calientes, e incluso por prótesis dentales fijas o removibles.

Candidiasis bucal

La candidiasis bucal, también conocida como muguet, es una enfermedad de la boca producida por un hongo llamado Candida albicans, que se detecta por tener puntos o placas grisáceas o blanquecinas. Los más propensos a ello son los niños, adultos mayores o personas con un sistema inmunológico débil a causa de enfermedades como el VIH.

El paladar inflamado: ¿cómo prevenirlo?

La única manera de que puedas prevenir la inflamación del paladar es cumpliendo con las siguientes pautas, además de eliminar de tu día a día el tabaco.

Correcta higiene bucodental

Lo primero de todo es que mantengas una buena higiene bucodental, y para ello debes cepillarte los dientes después de cada comida, usar colutorio y escoger una buena pasta dentífrica.

Cuidado con las comidas

Debes mantener una buena alimentación gracias a la vitamina B y el ácido fólico entre otros, ya que así vas a mantener tus defensas muy fuertes para evitar infecciones.

Visitar al dentista periódicamente

Tercero y último, no dudes en venir al dentista periódicamente para asegurarte de que tienes una correcta higiene bucodental y detectar lesiones en el paladar.

En definitiva, a través de una rutina saludable puedes conseguir evitar el paladar inflamado, el cual puedes detectar mediante el color y la forma del mismo.