¿No sabes cómo elegir el dentífrico correcto para ti? Te ayudamos en este dilema

clinicapozaSalud bucodental

dentífrico

El cuidado de la salud bucodental es muy importante. Es necesario mantener unos dientes sanos para tener una sonrisa bonita y no derivar en enfermedades bucales que pueden afectar, a la larga, a otros órganos y funciones del cuerpo como la deglución o la digestión.

Para ello, existen muchos tipos de dentífricos, lo cual puede hacer complicado el escoger uno. Así pues, vamos a enumerar los tipos de pasta de dientes que existen y explicarte para qué sirve cada uno. Toma nota.

Dentífricos blanqueadores

Especialmente indicada para personas que quieren tener unos tonos dentales más blancos, ya que algunos alimentos o ciertos hábitos, como fumar, pueden amarillearlos.
En realidad, deberíamos hablar de pastas dentales con «efecto» blanqueante, pues no los hacen más blancos propiamente. Lo que hacen es que eliminan las manchas y dan una apariencia más blanca a los dientes, lo cual no deja de ser provechoso y sigue teniendo mucho mérito.

Dentífricos antisarro

El exceso de sarro es un factor a evitar si quieres tener buena salud dental. Esta pasta de dientes sirve, precisamente, para eliminar el sarro superficial y prevenir la formación de más cantidad. Cabe destacar que si tienes sarro desde hace tiempo y no se ha eliminado a su hora, solo los dentistas podrán eliminarlo mediante técnicas profesionales.

Dentífrico fluorado

El flúor es muy importante en la salud dental y puedes añadirlo a cualquier dentífrico. Fortalece los dientes y reduce la posibilidad de padecer caries en uno u otro momento. Por otra parte, remineraliza las piezas dentales que han perdido sus minerales por el tiempo o por otras razones.

Esta pasta es adecuada para todo tipo de personas, pero es especialmente recomendable para niños y para personas mayores. En efecto, estos dos grupos de edad son los más propensos a desarrollar caries.

Dentífrico desensibilizador

La sensibilidad dental afecta a un gran número de la población y se produce por una deficiencia en el esmalte o en el nervio del diente. Este dentífrico crea una especie de barrera protectora que impide el paso de los agentes irritantes y permite tomar ciertos alimentos que antes no podías por las molestias dentales.

dentífrico

Dentífrico protector de encías

Destinado a controlar y reducir la suciedad que se acumula bajo la línea de las encías. Es muy importante atacar a estos residuos, ya que pueden desembocar en enfermedades periodontales si no se tratan a tiempo.

También previene la infección de los tejidos.

Pasta para niños y niñas

Contienen el flúor del que hablábamos antes y suelen ser de distintos sabores, como fresa o naranja. Previenen las caries y ayudan a crear el hábito de cepillarse los dientes todos los días.

Conclusión

Tienes que escoger la pasta de dientes que mejor mantenga tu salud bucodental. La elección de un dentífrico dependerá del objetivo que quieras alcanzar. Si tienes buena salud y quieres unos dientes más blancos, si sufres sensibilidad dental y no puedes comer alimentos fríos, etc.

Así que analiza qué es lo que realmente necesitas y no dudes en probar diferentes pastas para comprobar resultados y decidirte por una en concreto.