¿Por qué se mueven los dientes?

clinicapozaSalud bucodental

Dientes

Conforme creces, tus dientes experimentan una serie de cambios que son completamente normales. En cambio, cuando te haces adulto, si sientes que tus piezas dentales se mueven, la experiencia no es como la de la infancia. Ver y notar cambios en tu sonrisa puede llegar a ser muy avergonzante, incómodo y desconcertante.

El movimiento de los dientes

Las causas por las que las piezas dentales se mueven pueden ser muy dispares, pero es fundamental, que acudas a tu dentista de confianza para que pueda realizar un diagnóstico adecuado. Esto no tiene por qué ser muy alarmante, porque un diente se puede mover sin que esto quiera decir que se vaya a caer, eso solo ocurre si se pierde la inserción en el hueso.

Es importante prestar atención al tipo de movimiento que tiene tu diente. No es lo mismo que sea suave o fuerte. En cualquier caso, lo recomendable es que pidas una cita con tu dentista de confianza para que podamos determinar la condición que afecta a tu salud bucodental y poner una solución.

Dientes

Causas de la movilidad de los dientes

A continuación, analizaremos algunas de las condiciones que afectan a tu salud bucodental y que pueden interferir en la movilidad de las piezas.

Periodontitis

Es una de las enfermedades más importantes, porque puede generar el movimiento de las piezas dentales. Se caracteriza por una inflamación alrededor del diente tras una gingivitis que no se ha tratado correctamente. Junto a la pieza dental se crea una bolsa que acumula la placa bacteriana, ataca a los tejidos que sujetan la pieza y eso hace que esta se mueva.

Es importante actuar con rapidez.

Traumatismos

Si has sufrido un traumatismo de cualquier naturaleza en la mandíbula o la cara, es posible que se caigan los dientes en el acto o al cabo de unos días. En los deportes de contacto es habitual que se caigan al recibir un impacto directo.

En este caso es importante acudir a un especialista, porque pueden aparecer otras lesiones derivadas como que se astille el diente o que se produzca una rotura parcial. El profesional te indicará el tratamiento para minimizar el dolor y para evitar la pérdida del diente.

Parafunción oral

Si aprietas con fuerza la mandíbula puedes provocar el movimiento de los dientes. Este acto suele ser involuntario, pero las piezas que aguantan esa presión pueden acabar debilitadas. Un ejemplo de parafunción oral es el bruxismo.

¿Qué tratamiento hay para los dientes flojos?

Tu odontólogo diagnosticará tu caso y determinará el motivo del movimiento del diente. No obstante, algunos de los procedimientos más habituales son:

  • Limpieza profunda de las encías. Especialmente útil para enfermedades periodontales.
  • Protectores nocturnos. Es una forma de cuidar la erosión de las piezas dentales cuando una persona tiene bruxismo.
  • Extracción del diente. Si está muy suelto, habrá que quitarlo. El odontólogo colocará otra pieza en su lugar.
  • Otras técnicas. Entablillar un diente flojo permite alcanzar una buena estabilización de esa pieza.

Como ves, es importante tener una buena higiene bucal con el cepillado de dientes, hilo dental y enjuagues. Así, prevendrás enfermedades periodontales.